Mi mamá es traductora

Compartir en...Share on Facebook484Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest3Share on LinkedIn0Email this to someone

“Mi mamá es traductora”.

Y me imagino la cara de estupor de sus compañeros que no entienden qué trabajo es ese. Pues bien, hoy vamos a aclarar en qué consite nuestro oficio.

Somos profesionales que nos dedicamos a expresar en una lengua algo que ha sido escrito en otra. Seguramente no te hayas dado cuenta de cuántas de las cosas que lees a diario han pasado por nuestros ordenadores: el manual de instrucciones de tu ordenador, el prospecto de tus medicamentos, la novela que tienes sobre la mesita de noche, la película que fuiste a ver el otro día, los certificados que necesitaste para irte de ERASMUS, la página web donde has reservado tus próximas vacaciones, la aplicación del móvil que te dice el tiempo que hará mañana, el formulario que rellenaste ayer, un folleto, las noticias que suceden al otro lado del mapa, el videojuego con el que has pasado toda la tarde,etc. Solemos decir que seguro que te has metido con algún traductor en tu cama. Y no te habrás dado ni cuenta.

Qué es un traductor por Contilde

El traductor cuando es invisible

Es lo bueno y lo malo de la profesión. Si trabajamos bien y no se nota que el texto ha pasado por nuestras manos, nos hacemos invisibles y nadie se da cuenta de que alguien ha estado escogiendo cada palabra para que todo suene lo más natural posible. Sin embargo, cuando algo sale mal y una frase suena un poco rara desaparece la capa de invisibilidad con la que nos colábamos entre líneas y alguno se acuerda de nosotros.

Siempre que nos juntamos unos cuantos traductores, comentamos lo poco que se sabe de nuestro trabajo y nos lamentamos. Ah, y nos reímos. Porque de este desconocimiento surgen muchas anécdotas que seguramente hayáis protagonizado alguna vez sin ni siquiera saberlo. Nosotros habremos tomado nota mental y se lo habremos contado a algún colega entre risas. Pero en este blog hemos pensado en darle la vuelta a la tortilla. De hecho, estamos pasando unas preguntillas por nuestro entorno y lo hemos confirmado. No nos conocéis mucho, incluso los que nos tenéis más cerca.  A veces, incluso, hemos trabajado juntos y no entendéis cómo lo hacemos o por qué tardamos “tanto” o facturamos “así”. Vamos a ponerle remedio… Os enseñaremos vuestras respuestas a la encuesta y os contaremos todo. Queremos explicar lo que no se sabe de los traductores cuando nuestro trabajo sale bien y tú, que lees, no nos notas. Poco a poco vamos a contaros cómo trabajamos, dónde, qué hemos estudiado, cuánto traducimos y cuánto tardamos, cómo cobramos, etc.

Por fin vas a saber con quién compartes las sábanas.

¡Hasta pronto!

El equipo de Contilde

Compartir en...Share on Facebook484Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest3Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *