Diferencias entre traductor e intérprete

Compartir en...Share on Facebook71Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest52Share on LinkedIn0Email this to someone

diferencias entre un traductor y un intérprete por contilde

Las diferencias entre un traductor y un intérprete

Hoy vamos a explicaros brevemente las diferencias entre un traductor y un intérprete. Así, de paso, os ayudamos con una de las preguntas de nuestra encuesta que se os está trabando. No pretendemos aburriros, sólo queremos que cuando necesites los servicios de uno de ellos sepas exactamente qué buscas.  Para ello, lo primero que hay que saber es que son profesiones que están muy relacionadas, pero que son a su vez muy diferentes: ambos traducen sí, pero de diferente manera. ¿La diferencia principal?: uno escribe y el otro habla.

Si lo que necesitas es alguien que te acompañe a una reunión y hable por ti en otro idioma, que te traduzca todo aquello que te dicen, que te lea en alto todos los documentos que te pasen en otra lengua o que vaya a un congreso para que los asistentes que no hablen el mismo idioma que el orador puedan recibir el discurso en su lengua a través de unos auriculares, lo que necesitas es un intérprete.

Si quieres irte a trabajar al extranjero y necesitas traducir algunos emails, tu cv o una carta de presentación; si tienes una empresa y estás pensando en internacionalizar y quieres que tus potenciales clientes en el extranjero puedan ver tu web y tu catálogo en otro idioma; si quieres leer antes que nadie la última novela de Dan Brown en español; entonces, quieres un traductor.

En definitiva, el intérprete traduce oralmente tanto textos escritos como discursos hablados. En general, la imagen que solemos tener de ellos es dentro de una cabina, frente a un micro y con unos auriculares puestos. A veces trabajan fuera de ellas, haciendo acompañamientos a personas que viajan sin conocer el idioma del lugar al que va, por ejemplo.

El traductor trabaja con textos escritos ya sean en papel o digitales: libros, manuales de instrucciones, páginas web, videojuegos, certificados, etc. Podéis imaginarlo frente a un ordenador, con notas, email, conexión a internet y un montón de pestañas abiertas en su navegador.

Aunque ambos tienen que tener un amplio conocimiento de los idiomas y la cultura con los que trabajan, su formación debería ser diferente. El traductor necesita un buen nivel de comprensión y expresión escrita y mucho dominio de las normas ortotipográficas mientras que el intérprete debe destacar en comprensión y expresión oral. Por otro lado las técnicas y las herramientas que utiliza uno y otro son muy diferentes.  También los precios y la forma de hacer los presupuestos son muy diferentes, pero de eso también hablaremos en otro momento. Eso sí, queremos que sepas que algunos profesionales ofrecen ambos servicios.

No vamos a complicarnos más de momento. Podríamos extendernos mucho más, pero creemos que lo que verdaderamente te interesa saber para solicitar este tipo de servicios es eso: qué buscas. En Contilde generalmente ofrecemos servicios de traducción y no realizamos interpretaciones, pero, si es eso lo que necesitas, no dudes en contactar igualmente con nuestro equipo.  Conocemos muchos profesionales de nuestro sector y quizás podamos ponerte en contacto con algún compañero que pueda ayudarte.

¡Feliz semana!

El equipo de Contilde

…que por cierto, seguimos al ritmo de este fin de semana que ha sido intenso:

Traduciendo que es gerundio

Traduciendo que es gerundio

Compartir en...Share on Facebook71Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest52Share on LinkedIn0Email this to someone

Una opinión en “Diferencias entre traductor e intérprete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *