Ángela

Ángela García Domínguez CEO y traductora FR, EN > ES

Ángela García Domínguez es CEO y traductora FR, EN > ES

Ángela García Domínguez es traductora FR, EN > ES

En el instituto elegí el francés como primer idioma y fui la “rarita” que no hizo selectividad de inglés. Sin embargo, mi relación con el inglés siempre ha sido estrecha: incluso viví una temporada en Londres, gracias al Erasmus. Además, desde hace unos años, también me llevo bastante bien con el italiano. La suerte (digo yo) y lo espabilada que soy (dicen en mi casa) hicieron que pasara la prueba de acceso de la Universidad de Salamanca y pude estudiar lo que quería: traducción. Fueron cuatro años estupendos de los que guardo muy buenos recuerdos y mejores amistades. Además, me encantó la carrera, sobre todo las asignaturas prácticas en las que el entorno de trabajo era bastante parecido al profesional. Eso sí, la traducción no es diferente a otras disciplinas: hay que seguir aprendiendo siempre, por eso, sigo formándome cada día.

Cuando me enfrento a un texto soy meticulosa y perfeccionista, me divierte indagar y preguntar hasta que encuentro la expresión que buscaba. Cada texto es un reto y traducir enriquece, sobre todo cuando se hace en equipo. Por lo demás, he hecho cursos y prácticas en varias empresas como Michelin. Prefiero la traducción científico-técnica y todo aquello que tenga que ver con la economía o la fotografía. Tengo experiencia en otros campos, pero no os voy a contar todo, os enlazo aquí mismo mi curriculum y mi perfil en Linkedin para que podáis consultarlo.

Hasta aquí la parte profesional; en lo personal, siempre que puedo, viajo. He visitado muchos países asombrosos y, aunque no se puede comparar, uno de mis rincones preferidos es Asturias, donde vivo. Mis palabra favorita es “morriña”  por cómo suena y todo lo que implica. En mi bolso nunca faltan ni mi cámara de fotos ni un libro. Dedico algún que otro rato a seguir blogs de decoración, manualidades y celebraciones y a mantener mi fama de detallista. No soy muy apasionada de las compras y, aunque lo intento, soy poco constante en el deporte. En cuestiones importantes soy bastante decidida, pero para otras cosas menos trascendentales pido mil y una opiniones.